25 feb. 2012

Don´t control yourself

Llega un momento en el que no sabes que pensar. Y ese tipo de momentos, se repiten un montón de veces a lo largo de... ¿la vida? Yo solo se que odio pensar y vivo para ello. Que me gustaría ser libre, no sufrir nunca, no tomarme las cosas en serio, como hace la gente normal. Ser feliz, porque hace 3 horas lo era, y no tener estos cambios bruscos de felicidad y dependencia. No me gusta. Sólo me gustaría saber afrontarlo sin antes tener que darle vueltas, vueltas y más vueltas. ¿Tan difícil es querer? No, claro que no, lo difícil es no pensar mientras lo haces. Todo está en controlar la mente, y es lo que más nos cuesta a todos. Pueden inventar todo tipo de mierdas futuristas, que jamás serán capaz de controlar del todo la mente. Podemos fumar porros hasta acabar viendo gnomos subidos a farolas, que eso no cambiará nada. Podemos darle puñetazos a la pared, escuchar la música demasiado alta, o escuchar cosas tristes. Podemos hablarlo, desahogarnos y escribir (eso puede que ayude) . Podemos no hacer nada en clase pensando en lo mierda que es nuestra vida, o quizá en lo buena que está siendo. Podemos escribir 40.000 mensajes, correr hasta desmayarnos, romper cosas, gritar, tocar... pero hay algo que siempre nos cuesta, o bueno, igual debería hablar por mí. Me cuesta vivir en el aquí-ahora.