15 ago. 2011

Gracias, muchas gracias.

Bueno, en primer lugar decir que no sé para que he decidido hacer un blog si escribir se me da de pena y no suelo hablar abiertamente de mis pensamientos, y en segundo, quiero aprovechar que estoy inspirada y algo triste para darle las gracias a una persona muy especial.
No sé por dónde empezar, ya que aunque hace apenas un año que le conocí, parece que es de toda la vida. No voy a decir nombres, solo dejaré que se de por aludido.
Él es especial. No digo que sea raro ni nada por el estilo, y es más, es un tío normal y corriente, el que te puede caer de puta pena y parecer un sobrado, o como me pasa a mí, pensar que es uno de tus pocos amigos que tienes y tendrás. Y es que nunca me ha decepcionado, y sé que le puedo contar lo que sea y esperar que aunque no me entienda, me va a dar su opinión y no me va a defraudar.
Hace apenas una hora de que me he dado de cual es la clave de mi felicidad, de que es lo que tengo que hacer, y eso es vivir el presente y dejar de pensar en lo que pasará dentro de 15 días o 3 años. Y me he dado cuenta gracias a él. Por supuesto, no espero que nadie me dé su opinión, pues esto lo tengo muy claro. Se necesitan varios puntos de vista ajenos para alcanzar el propio, y volviendo al tema, creo que el que tiene esta persona es admirable. Lo es porque tiene mucho mérito alguien que es capaz de centrar su atención en algo, relajarse, y dejarse de tonterías, y eso es lo mejor que hay. Alguien que consigue olvidar y ser consciente de que tiene que pasar página y seguir, ateniéndose a los recuerdos. Alguien que al igual que yo, sabe lo que es joderse de verdad por alguien, sentir algo muy importante y callárselo. Aunque a diferencia de mí él no es tan imbécil y suele actuar en lugar de ver pasar las oportunidades delante de sus narices, por eso le pido que no cambie y que sepa que esto es por uno de los mejores amigos que tengo. Que no pierda esa capacidad de concentración y de cambios de chip según la época del año. Que no haga como yo y se destroce por la distancia. Y que se entere de que le quiero mucho.